El Alma del Ebro

 

Obra de Jaume Plensa (2008). Está constituida por una infraestructura de 11 por 8 por 7,9 metros que, mediante un conglomerado de letras de acero, quiere dar importancia a las personas en un entorno de grandes infraestructuras, situada en el Recinto Expo entre los pabellones de participantes y el Palacio de Congresos, cerca de la Torre del Agua, la escultura pretende unir en su interior a los motores de la vida: al agua y al cuerpo humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *